Scolari liquidó a Luis Enrique ante la posibilidad de que dirija la Selección de Brasil

En los últimos días en la danza de apellidos que podrían conducir al Scratch hacia el Mundial 2026, apareció el del español que viene de dirigir a su seleccionado en Qatar 2022. Ronaldo, quien fue su compañero en el Barcelona, se ofreció como nexo para concretar un encuentro entre Enrique y la Federación Brasileña de Fútbol. luis enrique españa.jpg Felipão fue más allá y apoyó la eventual llegada de otro DT de primera línea internacional: el portugués Mourinho. «¿Qué tan bueno es? Mourinho ganó todo», aseguró haciendo el contrapunto con Luis Enrique. El técnico portugués, actualmente en la Roma, fue sondeado también para el puesto en el banco de suplentes del Pentacampeón. Sin embargo, aún no está definido quién iniciará el nuevo camino mundialista de Brasil. Días atrás Carlos Alberto, ex futbolista nacido en Río de Janeiro que fue dirigido por el portugués en el Porto, adelantó: «Lo digo directamente, tal vez Mourinho sea el nuevo DT de la selección brasileña». Jose Mourinho Y contó una intimidad: «Hace poco me propuso que sea su asistente». A pesar de estar convencidos de que obtendrían el hexcampeonato en Qatar 2022, Brasil se fue en cuartos de final tras ser eliminado en la tanda de penales por Croacia. La salida de Tite tras la eliminación abrió una crisis en la Selección brasileña que no pudo cerrarse todavía. De acuerdo con el diario francés L’Equipe la danza de nombres es bastantes más amplia: «El retrato elaborado por la Confederación Brasileña de Fútbol es un entrenador extranjero, libre y con un currículum muy completo. El Muñeco Gallardo (46), Thomas Tuchel (49), Mauricio Pochettino (50), Roberto Martínez (49) o Rafael Benítez (62) cumplen estas condiciones. También circuló el nombre de Carlo Ancelotti (63). Pero el técnico del Real Madrid admitió no querer dejar su club antes de que termine su contrato recién en junio de 2024″. Embed

Artículo anteriorMaru Botana reveló cuánto gana una de sus hijas como empleada doméstica en Estados Unidos
Artículo siguienteSantiago Cafiero celebró la llegada de Lula da Silva: «Renace la relación entre Argentina y Brasil»