Vargas Llosa dice que los colombianos «votaron mal» y considera la victoria de Petro como un «accidente enmendable»

El premio Nobel de Literatura no perdió oportunidad para lanzar dardos al izquierdista y alabar la «magnífica gestión» del presidente saliente, Iván Duque.
Es la tercera vez en menos de un año que las apuestas políticas del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa fracasan: ni en Perú, ni en Chile, ni en Colombia ganaron los candidatos de derecha a los que apoyó. Sin embargo, fiel a su discurso, este lunes repitió su nueva monserga: «[Los colombianos] han votado mal».Vargas Llosa, en su habitual tono, descalificó así la decisión de los 11 millones de votantes que respaldaron al candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, y a su llave a la vicepresidencia, Francia Márquez, convirtiéndolos en la primera dupla izquierdista que llega a la Casa de Nariño en la historia del país suramericano.»Vamos a ver la manera como él [Petro] actúa. Si actúa dentro de la legalidad, bienvenido. Hay una legalidad que se ha mantenido todos estos años a pesar de que la guerrilla representaba otra cosa. Hay que ver, hay que esperar», aseveró el autor de ‘La fiesta del chivo’.Las declaraciones del arequipeño se produjeron durante un foro organizado por la Fundación Internacional para la Libertad –un tinglado que reúne a intelectuales de derecha «de ambos lados del Atlántico»– en la Casa América de Madrid, al que asistió por videoconferencia el presidente saliente de Colombia, Iván Duque.»Un error corregible»Más allá de sus opiniones despectivas hacia los gobiernos de izquierda en América Latina, lo cierto es que el espaldarazo de Vargas Llosa se cotiza a la baja en la región. Los esfuerzos que hizo para alentar el voto en favor de la derechista Keiko Fujimori en Perú; su entusiasta campaña por José Antonio Kast en Chile y la cruzada de terror ‘antipetrista’ le sirvieron de poco.Sin embargo, de cara al resultado en Colombia, su postura parece más una amenaza velada que un reconocimiento al triunfo de la izquierda. «Envío también al señor Petro las felicitaciones por su victoria ajustada. Ojalá Colombia se mantenga dentro de la estricta legalidad que ha caracterizado la historia colombiana, y sea simplemente un accidente enmendable y corregible en un futuro más o menos inmediato», refiere El Comercio.Muy honrados con el reconocimiento que hacen el maestro Mario Vargas Llosa, Álvaro Vargas Llosa, Roberto Ampuero y Gerardo Bongiovanni, a los logros de nuestro Gobierno, la defensa indeclinable de la democracia y el apego a la Legalidad. pic.twitter.com/JbyscwYHtI— Iván Duque 🇨🇴 (@IvanDuque) June 20, 2022Las reservadas congratulaciones al ganador de las elecciones contrastaron con la lluvia de reconocimientos que Vargas Llosa envió al saliente mandatario: «Yo creo que tú has sido un presidente absolutamente discreto, efectivo y que te llevas realmente el agradecimiento del pueblo colombiano», sostuvo el premio Nobel en referencia a Duque, quien dejará la Casa de Nariño con una desaprobación de más del 70 %.El Nobel no hizo alusión alguna al hecho de que la victoria de Petro sentará al uribismo por primera vez en la oposición después de dos décadas en el poder, ni a las feroces críticas que han surgido contra Duque desde el Centro Democrático (oficialismo) para culpar a su gestión del fracaso electoral de la derecha.Duque, por su parte, reiteró su reconocimiento a la voluntad de los colombianos y afirmó que le dará su respaldo a Petro «para garantizar una transición transparente y eficaz». Sin embargo, Vargas Llosa insistió en preguntarle si consideraba que el izquierdista iba a actuar «dentro de la legalidad o se tomaría libertades con esa legalidad».

«Creo que todos los que asumimos la presidencia asumimos un reto enorme: guiarnos siempre por el orden y la legalidad (…). Los fundamentos de la democracia no se pueden alterar, querido Mario», respondió el presidente saliente, quien entregará el poder a su sucesor el próximo 7 de agosto.En el último lustro Vargas Llosa también ha denostado los triunfos de Andrés Manuel López Obrador en México; de Alberto Fernández en Argentina; e incluso ha calificado a Bolivia como una dictadura, a pesar de que el Gobierno de Luis Arce, al igual que el resto de los mandatarios, fue democráticamente electo.Aunque sus adhesiones políticas han fracaso en seguidilla en el último año, su entusiasmo sigue intacto. De cara a los próximos comicios en Brasil, el premio Nobel ha salido al ruedo: «Entre Bolsonaro, con sus payasadas, y Lula, prefiero a Bolsonaro», dijo el mes pasado.

Artículo anteriorEl conservador Partido Popular obtiene la mayoría absoluta por primera vez en Andalucía, la región más poblada de España
Artículo siguienteEl ELN anuncia su disposición a reanudar los acuerdos de paz con el Gobierno de Petro