El comunicado oficial de Trulalá: “Nos quieren quitar el nombre para hacernos daño”

En la noche de este jueves, Trulalá publicó un comunicado oficial en su cuenta de Instagram luego de que el último miércoles, y mediante un acta judicial publicada en la web de la Justicia cordobesa, se anunciara la subasta de los “derechos y acciones de la marca Trulalá”.

El grupo utilizó sus redes sociales para hablar directamente a sus seguidores sobre esta situación originada en un juicio laboral del que, según lo publicado por los responsables de la banda, no tenían conocimiento.

“En relación a las recientes publicaciones periodísticas vinculadas a Trulalá y ante la filtración de información incorrecta, la familia Cánovas quiere informar lo siguiente”, inicia el descargo compartido en Instagram.

“Nos enfrentamos a un juicio laboral del que no teníamos conocimiento, nos quieren quitar el nombre de Trulalá para hacernos daño, no vamos a dejar que pase”, indica el texto. “Trulalá siempre pertenecerá a la familia Cánovas. Por ello pedimos el apoyo de todos los trulaleros. Las fechas programadas serán respetadas. En las próximas horas daremos declaraciones. Desde ya agradecemos su apoyo incondicional”, cierra el mensaje firmado por la familia de Manolo Cánovas, histórico líder y propietario del grupo.

En paralelo al comunicado, la publicación incluyó otro mensaje: “Siempre le toco (sic) las batallas más difíciles a esta gran banda, la banda más legendaria del cuarteto”.

“Siempre luchó con miles de palos en la rueda, con gente que se quería apropiar del grupo, con gente que quería hacer daño para que esta escuela desaparezca. Siempre supimos salir adelante y esta no va a ser la excepción. Les pedimos a todos los trulaleros de corazón y alma, su apoyo y su amor”, finaliza el texto paralelo al comunicado oficial.

El origen del conflicto: un juicio laboral

Todo este asunto comenzó en la mañana del último miércoles, cuando se viralizaron capturas de un acta judicial que daba cuenta de la venta de la marca y los derechos de Trulalá.

La banda figura en ese documento como propiedad de Adriana Rosalía Supino, viuda de Cánovas, y de sus hijos Diego Gastón Cánovas, Mauricio Manuel Cánovas y Jesica Vanesa Cánovas, herederos del emporio del cuarteto.

Horas después de que comenzaran a circular las capturas, VOS se comunicó con Diego, quien contó que ellos se enteraron el mismo miércoles de esta situación y confirmó que no tienen previsto vender la marca, ni intención alguna de hacerlo.

La subasta, pautada para el 21 de junio a las 10 de la mañana y con una base de 11.629 pesos para pago de gastos y comisiones judiciales, se originó por un juicio laboral.

Parte del oficio sobre el remate de Trulalá, en el sitio oficial de la Justicia Cordobesa. (Captura)
Parte del oficio sobre el remate de Trulalá, en el sitio oficial de la Justicia Cordobesa. (Captura)

“Como las partes no llegaron a un arreglo, se sacan a remate todos los derechos de propiedad y acciones de la empresa que tiene como nombre de fantasía Trulalá. Se los remata a sus dueños”, explicó el martillero Víctor Hugo Bailotti al ser consultado por este medio.

A su vez, el martillero comentó que los dueños de la legendaria marca pueden salvar la situación: “Ellos pueden arreglar con el actor y pagar la deuda”.

“Además de pagarle a él, deben pagar los honorarios de los abogados más los honorarios y gastos que he tenido como martillero. En ese caso, la subasta se suspende. Pero hay un término: se espera hasta 24 horas antes”, precisó Bailotti.

Más información

La Justicia subasta derechos y acciones de la marca Trulalá: qué dicen sus dueños

Artículo anteriorSka-P vuelve a presentarse en vivo en Argentina
Artículo siguienteLas Pelotas se presenta en distintos escenarios del país

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí